BUSCAR:

Sidebar Header

Posturas y ejercicios para el dolor lumbar

admin | Dolor en el Embarazo | Domingo, 25 marzo 2012

Buenas posturas y ejercicio
Si se apoya en una pared, debe hacerlo con la parte inferior de la espalda, nunca con la superior. Y si no hay apoyo, lo mejor es moverse constantemente, aunque sólo sea unos pasitos, o cambiar el peso de una pierna a otra con frecuencia.
Al sentarse hay que procurar apoyar siempre la espalda en el respaldo de la silla. Para acostarse, lo mejor es colocarse de costado, con la pierna de arriba flexionada y apoyada sobre una almohada. Al acostarse boca arriba hay que flexionar las rodillas para que la parte inferior de la espalda se apoye en la cama o en el piso.
Estas precauciones tienen que hacerse extensivas a la práctica de todas las actividades cotidianas y tareas del hogar, en especial aquellas que implican un gran esfuerzo para la espalda. Hay que intentar no inclinarse demasiado al barrer, pasar la aspiradora o hacer la cama. Al planchar, por ejemplo, es bueno descargar la columna apoyando una pierna sobre un taburete bajo. El ejercicio ayuda a fortalecer los músculos, descargar tensiones y aliviar el dolor. Practicar a diario una rutina de gimnasia adecuada ayudará a la embarazada a mejorar su tono muscular.
Los ejercicios en casa pueden complementarse con largos paseos, que benefician especialmente al hueso sacro y las lumbares. Se aconseja usar calzado con taco mediano, de unos tres centímetros. Esta altura ayuda a que el eje de sustentación del cuerpo, desplazado hacia adelante por el voluminoso abdomen, vuelva a coincidir con la columna. La embarazada tiene así un mayor equilibrio y evita las caídas.
En contra de lo que pueda pensarse, hoy en día se sabe que el reposo no ayuda a aliviar las molestias de espalda. Por eso, salvo que el dolor sea muy agudo, la gestante no debe llevar una vida sedentaria. Además, los nervios y los reflejos que coordinan esta musculatura se deshabitúan, y esto facilita la adopción inconsciente de posturas incorrectas.

Etiquetas: ,

Tratamiento para aliviar el dolor de espalda

admin | Dolor en el Embarazo | Miércoles, 21 marzo 2012

Tratamientos para aliviarlo.
Aunque durante el embarazo no se pueden administrar algunos medicamentos por los efectos perjudiciales que pueden tener para el bebé, actualmente existen tratamientos farmacológicos muy efecdvos para las gestantes (sólo el médico decidirá si la futura mamá debe tomarlos). El dolor también se puede aliviar con terapias naturales, como los masajes, que sirven para estirar la musculatura con-tracturada, o con la aplicación de calor local mediante una ducha de agua caliente o una almohadilla, siempre que no haya problemas circulatorios, ya que el calor dilata los vasos sanguíneos.
Antes de seguir cualquier tratamiento es necesario consultar con el ginecólogo para que evalúe el grado de tensión que soporta la columna vertebral, teniendo en cuenta el estado general de la embarazada.

Etiquetas: ,

Prevenir el dolor lumbar en el embarazo

admin | Dolor en el Embarazo | Lunes, 19 marzo 2012

Prevención:
El dolor de espalda durante la gestación no tiene consecuencias negativas para el bebé, ni para la madre a largo plazo. Sólo en casos excepcionales puede desencadenar mecanismos neurológicos que lo convierten en crónico.
Las medidas más eficaces para prevenir las molestias son la higiene postural y el ejercicio frecuente y moderado.
La higiene postural consiste en adoptar posturas correctas y realizar movimientos o esfuerzos de forma que la carga para la espalda sea la menor posible. Esto implica no permanecer mucho tiempo en la misma posición, sin moverse, no cargar objetos pesados y flexionar las rodillas al agacharse y levantarse.
La embarazada no debe permanecer mucho tiempo de pie quieta, sin apoyo, porque tenderá a arquearse hacia atrás.

Etiquetas: ,

¿Por qué duele la espalda?

admin | Dolor en el Embarazo | Viernes, 16 marzo 2012

¿Por qué duele la espalda?
Existen varios factores propios del embarazo que propician la aparición del dolor lumbar, aunque hay pocos estudios que demuestren cuáles son los más relevantes. Relajación de la musculatura abdominal. Durante los nueve meses de gestación se relaja la musculatura abdominal (que va desde la parte inferior de las costillas hasta la parte superior de la pelvis). Esta relajación es necesaria para permitir el crecimiento del útero, pero cuando los abdominales no están suficientemente fortalecidos antes del embarazo, es más difícil mantener la espalda recta a medida que la panza crece hacia adelante.

Crecimiento del abdomen.
El aumento de la panza altera el centro de gravedad y hace que la embarazada se arquee hacia atrás (hiperlordo-sis), forzando los músculos de la espalda para mantener el equilibrio. Esta postura ocasiona contracturas en la musculatura de la zona lumbar. Pérdida de tono en la musculatura de los glúteos. En condiciones normales, las nalgas estabilizan la pelvis y aportan un apoyo estable a la columna. Durante el embarazo, la reducción de la actividad física, el aumento de peso y los cambios que se producen en la curvatura de la columna reducen el tono muscular de esta zona y, como consecuencia de eso, la articulación que fija la columna a la pelvis pierde estabilidad.
Cambios hormonales. La liberación de una hormona llamada relaxina propicia una mayor laxitud de los ligamentos y articulaciones de la columna, lo que favorece las posiciones incorrectas. Aumento de peso y su distribución irregular. La subida de peso que experimenta la mujer, especialmente desde el quinto mes, produce una sobrecarga en los discos intervertebralcs (una especie de amortiguadores que hay entre las vértebras de la columna). Al peso se suman los conflictos de espacio. El útero, al aumentar de volumen, puede presionar las raíces de los nervios que salen del hueso sacro y producir ciática.

Etiquetas: ,

Dolor lumbar en embarazadas

admin | Dolor en el Embarazo | Miércoles, 14 marzo 2012

Dolor lumbar.
Una molestia muy común.
a espalda es una de las partes del cuerpo que más sufre durante el embarazo. El peso creciente del futuro bebé y el aumento de volumen de la panza ocasionan cambios en la estática y dinámica de la columna vertebral que pueden producir molestias importantes en la mujer (la espina dorsal se curva hacia adentro y el tono muscular abdominal disminuye) .
El trastorno más común es la lumbalgia: un dolor en la parte baja y central de la espalda, que puede irradiarse hacia los lados, y que se acentúa y se hace más frecuente a partir del quinto mes de embarazo (la mayoría de las mujeres lo sufre en algún momento de la gestación). Y el más molesto es la ciática: un dolor intenso que se inicia en la parte superior del glúteo y puede irradiarse por la parte posterior del muslo, la pierna e incluso llegar hasta el pie. Se calcula que afecta al 35 por ciento de las embarazadas.
Para prevenir las molestias es esencial hacer ejercicio moderado con frecuencia y, sobre todo, adoptar posturas adecuadas.

Etiquetas: ,

Obstetras

admin | Cuidados,Dolor en el Embarazo,sobre el embarazo | Lunes, 29 marzo 2010

Obstetras y Ginecólogos, el trabajo de parto debe ser induci el riesgo para el bebé sea mayor si permanece dentro del úfr que por un nacimiento prematuro. Además las contraccione: ficialmente son más intensas y más largas que las naturales, le ta la necesidad de uso de medicamentos para aliviar el dolor ra un mejor parto

Etiquetas: , , ,

dolor pelvico

admin | Dolor en el Embarazo | Jueves, 03 septiembre 2009

Los especialistas eligieron 394 futuras mamas con dolor pélvico y las dividieron en tres grupos. Las del primero hicieron el tratamiento de ejercicios físicos con fajas, las del segundo recibieron acupuntura además de los ejercicios pélvicos y las del tercero practicaron ejercicios tradicionales con un plus de pruebas para lograr fuerza y movilidad. Los resultados fueron sorprendentes: las mujeres que se hicieron acupuntura y ejercicios, además de los tradicionales, sintieron menos dolores.

Etiquetas: , ,

perdida vaginal

admin | Dolor en el Embarazo | Lunes, 24 agosto 2009

Si notas cualquier otro síntoma —magulladuras o pérdida vaginal, por ejemplo—, vuelve enseguida al médico; todo eso puede ser incluido en el informe. Tal vez sea conveniente, también, un análisis de embarazo, así como de enfermedades de transmisión sexual. Habíalo con tu médico.
También para olvidar el asunto, para liberarte definitivamente de él, te servirá el haberlo hablado. Ponte en contacto con centros de ayuda a personas violadas, o pídele a tu médico que te recomiende, quizá, a algún profesional especializado en psicología de los adolescentes.

Etiquetas: , , , ,

La Lactancia, Episiotomia y la Movilizacion y Levantamiento precoz

admin | Dolor en el Embarazo | Martes, 27 enero 2009

LACTANCIA
Al segundo o tercer día del parto, se produce una congestión de los senos (subida de la leche), que se distienden y se llenan de leche, apareciendo ciertas molestias que desaparecen en 24 ó 48 horas con la succión del pezón por el recién nacido.
DOLOR   DE   LA   EPISIOTOMIA
Es variable y en relación al tamaño y ubicación de la incisión, pudiendo requerir la administración de un analgésico o una crema anestésica local.

MOVILIZACIÓN   Y   LEVANTAMIENTO   PRECOZ
En los partos normales es conveniente el levantamiento y ca ninar algunos pasos, ya a las 12 horas del parto. La ventaja consiste en la rápida recuperación del tonismo muscular y psíquico, la cicatrización de las heridas es más breve, la involución uterina más rápida, y se favorece la evacuación espontánea urinaria e intestinal.

Etiquetas: , , , , ,

Los Entuertos, colicos molestos

admin | Dolor en el Embarazo | Martes, 27 enero 2009

Estos son cólicos en el bajo vientre, en los dos o tres días siguientes al parto, que corresponden a contracciones uterinas dolor osas. Se exageran por la lactancia o por la administración de medicamentos que tienden a favorecer la involución del útero. Son más frecuentes en las multíparas, y ceden a los analgésicos comunes.
La primera menstruación, suele reaparecer a los 40 ó 45 días, si la madre no amamanta. Durante la lactancia es frecuente que no exista menstruación (amenorrea), con una duración que puede prolongarse meses. Sin embargo, puede producirse ovulación y en esa circunstancia un nuevo embarazo.

Etiquetas: , , , ,