BUSCAR:

Sidebar Header

Esquema del Mecanismo Hereditario

admin | Gestación | Miércoles, 10 diciembre 2008

Todo ser está compuesto de células. Los músculos están formados por un gran número de fibrillas, cada una de las cuales es una célula. En una gota de sangre encontramos cinco millones de células que han perdido su núcleo llamadas glóbulos rojos.
Todas estas células provienen en definitiva de la célula-huevo (unión del espermatozoide y óvulo) que se divide en dos, luego en cuatro, éstas en ocho, dieciséis, treinta y dos, etcétera.
Una célula está formada por una membrana más o menos permeable. Dentro existe una gelatina o jalea, que se llama citoplasma. Flotando en el centro del citoplasma encontramos una esfera más pequeña que se llama núcleo.
Si observamos al microscopio el núcleo, el órgano más importante de la herencia, veremos que dentro de él, existen unos filamentos llamados cromosomas.
El ser humano posee en cada una de sus células cuarenta y seis cromosomas; veintitrés son de su padre y veintitrés son de su madre. Pero las células sexuales (espermatozoides u óvulos) sólo poseen veintitrés cromosomas en cada una. Al unirse reconstituyen los cuarenta y seis cromosomas propios de la especie humana.
Cada uno de los cromosomas posee numerosos factores hereditarios llamados genes. A su vez, cada uno de éstos controla la herencia de una o más características. La composición química de los genes, revela que se encuentran constituidos por los llamados ácidos nucleicos, que se disponen en forma de doble cinta espiralada. Es aquí donde se acumula la información genética o código genético, que se transmite a la generación siguiente.

Etiquetas: , , , , ,